Principales averías de las calderas de gas

averías de las calderas de gas

19 Mar Principales averías de las calderas de gas

Principales averías de las calderas de gas
5 (100%) 1 vote

Con el frío del invierno prestamos más atención a nuestra caldera de gas, o eso deberíamos hacer. Porque aunque generalmente las calderas de nueva generación son instalaciones poco a poco más seguras, no están exentas de determinados cuidados para poder prevenir posibles peligros. Si te preocupa que tu caldera pueda darte un susto ahora que tanta falta hacer, no puedes perderte este artículo. Desde Instalaciones Kaher te explicamos a continuación cuáles son las principales averías de las calderas de gas. Lee con atención.

Problemas más comunes en las calderas de gas

Si notas que tu caldera no va del todo bien, pueden ser muchas las causas que pueden estar detrás. En las siguientes líneas explicamos tres averías de las calderas de gas.

Uno de los problemas más habituales de las calderas es la mala combustión. Esta se genera cuando la caldera no quema bien del todo el gas. Esto puede generar un exceso de monóxido de carbono que en grandes concentraciones es tóxico para los seres vivos. ¿Cómo se puede saber si esto está ocurriendo? Hay ciertas señas que lo indicarán.

La llama de la caldera de gas ha de ser de color azul y estable. Si es amarilla o bien anaranjada, hay una anomalía. Igual que si los indicadores lumínicos del aparato se apagan con frecuencia. O si adviertes una mayor condensación por la parte interior de las ventanas. Los indicadores son muchos y la solución sólo una: llamar a expertos en la reparación de calderas.

Otro de los problemas de las calderas más comunes, así como peligrosos, son las fugas. En el caso de advertir el mínimo olor a gas en casa, deberás tomar medidas inmediatas. En primer lugar tendrás que cerrar la llave de paso del gas. Seguidamente, abre puertas y ventanas. Y no se te ocurra encender aparatos eléctricos (ni tan siquiera el móvil), activar interruptores o encender mecheros. Toda precaución es poca hasta que llegue el técnico de la caldera.

Una mala ventilación puede causar también que tu caldera de gas deje de funcionar correctamente. Recuerda que todas las calderas precisan de una adecuada salida de humos. Si esta se obstruye, el sistema de gas puede dejar de funcionar, pero también averiarse por completo. Vigila siempre que la salida de humos se encuentre en perfectas condiciones.

Desde Instalaciones Kaher, como expertos en calderas de gas, podemos resolver todas las dudas que te puedan surgir. No dudes en contactar con nosotros para conocer todos nuestros servicios.

No hay comentarios

Deja tu comentario